Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

Lola, Mamá en Apuros.-

Capítulo 1: “Eau de caca”

Cuando te conviertes en mamá tu olor característico cambia, especialmente, cuando eres mamá lactante. De pronto, te da la impresión que hueles a leche, que más que una mujer debes ser una vaca. ¡Todo el día con tu bebé colgado de la teta! ¿O no les ha pasado eso? No solo cambia tu olor sino todos los aromas de tu alrededor. La colonia de bebé invade cada rincón de la casa, el de las cremas corporales (la suya no la tuya porque no todas tenemos esa suerte de tener tiempo de hidratarnos, je je je. ¿Quién no ha tenido que salir de la ducha corriendo porque su pequeño la reclamaba? Bueno, o ha tenido que esperar la llegada de alguien para poder pasar por el baño. 

Baño. El baño deja de ser un lugar íntimo. Desde el mismo momento en el que te conviertes en mamá la intimidad, espera ¿intimidad? He de buscar la definición en el DRAE porque ¡¡¡ya no recuerdo su significado!!!

Pero, regresemos a esos nuevos olores que se apoderan de nosotros. Colonias, cremas, talcos… so…