Ir al contenido principal

Mándame un email...





   Para celebrar San Valentín en De Mujer a Mujer y...ahora¡ellos también! hicimos una llamada para que nos contaran historias de amor reales, amor y desamor...esas historias que hacen que mariposas revoloteen en nuestra barriga sólo con su recuerdo. De ahí salió un libro que pueden encontrar en el enlace. Hoy aquí les dejo una historia muy especial para mí, por ser la mía...

 

Mándame un email...


 Mándame un email y te abriré mi buzón..y te hago un rinconcito en el archivo de mi corazón… esa podría ser la canción de la banda sonora de mi historia. No por ser canción que escuche a diario sino por describir mi historia…

   A veces vemos historias de amor en las películas y pensamos eso, sólo ocurre en la gran pantalla, la gente normal no se conoce de esa manera… pero la mayor parte de las historias de ficción no son más que recreaciones de la vida cotidiana. Podrán estar enriquecidas con bellas imágenes, con sopranos cantando desde la ventana mientras los tortolitos bailan en la calle a la luz de la luna….pero muchas veces la realidad supera a la ficción….

  Y mi caso es una de esas posibles historias de ficción que no lo son. No soy capaz de recordar el día que nos conocimos, aunque sí el que nos vimos por primera vez, pero lo que sí sé es que siempre estaba ahí. Yo estaba como los taxis que pasan cuando los necesitas, con la luz de ocupado, pero él, cual taxista de los que te dan conversación sin habérsela pedido, estaba siempre ahí escuchando mis alegrías y mis penas.

  Llegó el día que la luz cambió de color. Ya no había un “ocupado” pero tampoco indicaba libre porque estaba cansada de tanto mal de amor, ¿quién no? Y pasó lo que pasa siempre, que se las haces pasar canutas al que no debe culpa. No mueves ficha por llegar al final del juego, dejas que lo hagan todo por ti. ¿Qué quieres saber de mí? Llámame ¿Qué me quieres conocer? Vente a mi isla.

  Pero, ya había una semilla. Ya no había indiferencia. Ya existía la necesidad de comprobar si tenía email, si estaba conectado. Ya existía la necesidad de mirar el móvil por si andaba sin batería o comprobar su sonido si no lo escuchaba…por cierto, un nokita dúo que me envió, como regalo, para hablar desde allí. Y yo, la que no quería móvil, iba con dos teléfonos a todas partes. El suyo y el del resto de  la humanidad…

  Y siguiendo con canciones llegó a lo Alejandro Sanz con sus tiritas y me curó el corazón partío. Era semana santa cuando nos vimos y cuando comprobé, como le había dicho, que no se mordía las uñas. Eso era abril, 07 de abril, en noviembre anunciaba en casa que hacía las maletas, que me liaba la manta a la cabeza y me marchaba junto  a él.

  ¿Locura? Quizás  pero una maravillosa locura que me ha dado a mis cuatro amores, mi don Gabo Ursus, mi piojo loco, mi Gabito y, por supuesto, a papá Piojo.


 Elva Marmed



Comentarios

  1. Que bonita historia de amor y que valiente..... yo no se si hubiese sido capaz de liarme la manta a la cabeza y abandonar mi ciudad.....

    Mi caso algo parecido, pero te lo cuento en un privado, porque mi historia aún es mía, mía y de quien quiero hacer partícipe....

    Un beso valiente y que viva el amor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je je...hala ya nos tocará café con historia. Sí, valiente pero supongo porque en ese momento no me lo pensé mucho si no igual no me hubiese atrevido.
      Besitos

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Me aegro que te guste. Todos tenemos bellas historias para eso son las nuestras, únicas para sus protagonistas.
      un abrazo

      Eliminar
  3. precioso Elva, me quedo con esto: "¿Locura? Quizás pero una maravillosa locura que me ha dado a mis cuatro amores, mi don Gabo Ursus, mi piojo loco, mi Gabito y, por supuesto, a papá Piojo." para felicitarte ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, Luna, gracias por comentar.
      un abrazo

      Eliminar
  4. Hola ¿Qué tal? Te invito a participar en el G.E.N.
    ¿Qué es el G.E.N.? Es la Guía de Escritores Novel.
    Si te interesa, el viernes se publica la entrada para promocionar el blog de tu novela,
    Para inscribirse sólo se necesita que la novela esté activa ( que se publique constantemente) y rellenar los siguientes renglones:
    Título de la obra.
    Imagen de tu portada.
    Link del primer capítulo.
    Género.
    Nombre de autor.
    Book tráiler en caso que lo tengas no es indispensable.
    Si te interesa, te dejo el link para que dejar los datos:
    http://rbcbook.blogspot.mx/p/guia-escritores-novel.html
    Cualquier detalle puedes preguntar y con mucho gusto.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta leer tus comentarios y así poder mejorar...

Entradas populares de este blog

¿No me crees? Primer Capítulo

¿No me crees? está teniendo una inmejorable aceptación en Amazon. Nada más salir a la venta colibrí comenzó su vuelo en el top 100 de ventas. ¿No conoces a Colibrí y su historia? Te invito a leer el primer capítulo de su largo vuelo y, nada mejor que hacerlo al ritmo de su propiaplaylist en Spotify.  Ahora dale al play y emprende el inicio del viaje de Colibrí...

¡¡¡Feliz lectura!!!!
Capítulo 1: ¿No me crees?Agosto 2016


<<Solo una hora, solo te queda una hora de vuelo. Uff…Ya no puedo más, de verdad, ¿por qué estaré tan alejada de todo el mundo? ¿Quién me mandaría a mí irme a vivir a San Francisco? ¿A qué hora llego a Edimburgo? A ver, si salí de San Francisco a las siete y cuarto de la tarde, ¿qué hora es en Londres ahora?>>, se preguntó mirando el reloj, intentando hacer el cambio horario, percatándose de la cara de curiosidad de su compañera al ver la curiosa esfera de su reloj; regalo de su mejor amigo, que decía que aquellos números cayendo como si no les importara la ho…

De Perros y sus dueños: Akima.

Los tacones de Jelly repiqueteaban esperando el ascensor. Nada, parecía estar eternamente ocupado o, peor aún, estar roto. Volvió a mirar la hora en el móvil, no había duda tenía el tiempo justo de subir corriendo las escaleras, cambiarse de zapatos y bajar con Akima para ir a buscar a Fernando.
      Uff, siempre corriendo Jelly, parece ser tu sino desde que aterrizaste en Madrid, pensaba mientras corría por las escaleras. Puaff, pues si ahora se hace cuesta arriba, luego subiré con Fer y Akima. ¿Quién necesita gimnasio? Yo no, desde luego.
―Hola, guapa, igual estabas esperando el ascensor y nosotras lo teníamos aquí ocupado mientras le dábamos a la lengua. ―con una hipócrita sonrisa comentó la vecina del tercero. ―Nada, me habéis ahorrado el tiempo del gimnasio. ―sonriente contestó Jelly haciendo un esfuerzo para no fulminarlas con la mirada.
    Dos pisos más y estaba en la que era su casa por el momento, el piso de Gonzalo comenzaba a hacérseles pequeño. El despacho había sido r…

¿No me crees?

Sí, lo sé, llevo meses desaparecida de la blogosfera, de wattpad y, de casi todas las RRSS, pero eso no quiere decir que no estuviera con los dedos en las teclas. Sí, con menos asiduidad de lo habitual por mi regreso a las aulas pero no he de dejado de teclear.
        Bien, entre otras cosas he estado reescribiendo una historia, que meses atrás fue seguida por un increíble número de lectores en wattpad y, ahora está apunto de salir publicada tras haber pasado por chapa y pintura 
¿No me crees? es el título de la historia. ¿Fuiste una de las fieles lectoras? ¿La recuerdas? Refresquemos la memoria...