jueves, 18 de abril de 2013

Premios y premios...



   Hace unas semanas dedicaba un post en otro blog a la locura de ser bloguera, como nos metemos en este mundo y somos incapaces de parar y parar.Sobre todo para los que nos metemos por nuestro amor a la escritura. Entre otras muchas cosas el post hablaba de premios pero por aquello de para muestra un botón les dejo el link para que lo lean, je je je... cómo ser blogger y no morir en el intento. Si se quedan con más ganas de lectura tienen la segunda parte en cómo ser blogger y no morir en el intento II .


   A los premios es fácil acostumbrarse, como a los halagos...¿a quién no le gusta recibirlos? Cuando recogí mi primer premio por este blog comenté la ilusión que me hacía, muchos he recogido por Cuando olía a Vainilla pero este blog comienza a ser conocido y espero que disfruten con él, tanto como yo disfruto escribiendo historias, creando personajes y dejándolos vivir porque en algún momento cobran vida propia y yo sólo tecleo lo que ellos viven.

  Como decía si ilusión me hizo recoger el primero. Una inmesa alegría recorrió mi cuerpo cuando descubrí que Luna Martín de Los Relatos de Luna Martin me otorgaba no uno, sino¡¡dos premios!! Y desde aquí le doy mis más sinceras gracias por ello, cumpliendo con el primer requisito para colgar este premio en mi blog.

  La segunda condición es contar cinco cosas que me gusten de mí. Bueno, a ver ¿qué contamos? No es fácil hablar de uno mismo, je je je....uhmmm....:
  • Siempre veo el lado bueno de las cosas, el vaso siempre medio lleno, aunque en las últimas semanas ande "choff", je je je...
  • No me rindo, siempre lucho por lo que quiero. "los sueños sueños son" nos decía Calderón pero nosotros estamos aquí para hacerlos realidad...
  • Sinceridad.
  • Diplomacia.
  • Infinita paciencia.

   La tercera condición, toca ahora contar cinco cosas que no me gusten de mí . ¡Pero si soy perfecta! ja ja ja ja...nadie lo es, je je je, ¿quién quiere se nadie? A ver, las cinco cositas son:

  • No saber olvidar. No me enfado con facilidad pero cuando has colmado el vaso ya no hay marcha atrás. Entras en la lista marrón y ya no sales.
  • Aún me da vergüenza enseñar lo que escribo. ¿Curioso no?
  • Tener que tener todo bajo control, a veces es bueno, otras no.
  • Si el día que conozco a alguien no me gusta, je je je, no me gustará jamás. Lo tengo comprobado, je je je, ya no le doy segundas oportunidades a esa persona, puedo ser diplomática si es necesario pero nunca tendra mi confianza. Y mucho menos mi amistad.
  • No saber decir que NO.

     Otorgarlo a otros blogs es la cuarta condición. Y mis elegidos son:  

 Un abrazo
Elva Marmed
 






   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta leer tus comentarios y así poder mejorar...