Ir al contenido principal

¿De verdad somos tres? : tercer libro trilogía Tres no son multitud.

(...)

―Ahora que estamos solos te confesaré que esto de tenerte esta noche para mí solo me encanta. ―confesó Alejandro una vez subidos los cuatro pisos hasta su casa.
―Uhm, ¿y eso?
―No sé, no sé―dijo abriendo la puerta al tiempo que le robaba un beso a Amanda. ―, por cierto, señorita me ha de contar algo.
―Sí, cierto, la verdad es que ya no me acordaba. ―comentó dejándose caer sobre el sofá exhausta tras la subida de los cuatro pisos.
―Je je je, alguien no está acostumbrada a subir escaleras. Si me hubieses dejado subir tu maleta.
―Es mi maleta.
―Muy bien, muy bien, señorita independiente. ―se burló sentándose a su lado― . ¿Qué es eso que has de contarme?
―Mira que eres cotilla―contestó antes de devolverle el beso―, Ale, si empiezas con este jueguecito de beso va beso viene no voy a poder contarte nada.
―Valeeee, habla ahora o calla para siempre o hasta mañana…
―Ricardo se va a Buenos Aires, a llevar allí la revista.
―Vaya, no sabía nada. No han dicho nada por aquí.
―Yo me he enterado hoy, pero eso no es lo importante.

Amanda se sentó girándose hacia Alejandro para tenerlo frente a frente.

―Me han ofrecido su puesto.
―Uauh, enhorabuena. ¡Mi chica directora! Eh, espera eso quiere decir que ya no formaremos equipo.
―No, eso significa que te ofrecen a ti mi puesto si lo quieres.
―¿Hablas en serio?
―Sí.
―¿Y por qué no estás contenta? Mandy, ¿sabes qué significa eso? ¡Podríamos estar juntos!
―¿Te irías a Valencia?
―Mandy, ¿acaso lo dudas?
―No, no lo dudo, pero ¿crees que es buena idea pasar tanto tiempo juntos? Ale, sería tu jefa.
―¿Y cuál es el problema? No se me ocurre jefa mejor, claro que me costará no entrar en tu despacho y no meterte mano.
―Ale, ¿crees que no acabaría con nosotros pasar tantas horas juntos?
―¿Por qué? ¿No pasábamos todo el día juntos en la universidad?
―No éramos pareja.
―Bueno, eso es lo que decíamos nosotros. ―Alejandro le guiñó un ojo. ―. ¿No te alegra que podamos estar juntos? ¿Qué podamos acostarnos y levantarnos juntos? ―preguntó mientras sus labios bajaban lentamente por su cuello. ―, que podamos dedicarnos a la caza y captura del mosquito cada día.
―Uhm…así es imposible decir que no…
―Es que soy irresistible―dijo bajándole la cremallera del vestido, la cual no ponía resistencia a sus raudos dedos. ―, dios, cuánto te he echado de menos estos días.
―Y yo a ti―susurró Amanda.
―A ti y a tus labios de fresa―comentó quitándole el vestido y dejándolo en el suelo mientras Amanda comenzaba a desabrocharle su camisa y un apresurado Alejandro se desprendía de sus pantalones.

Pronto una madeja de ropa irrumpió en medio del impoluto salón, poco les importaba a ellos, Amanda y Alejandro estaban concentrados en sus besos, caricias, en dar y recibir placer...

Elva Marmed


Comentarios

  1. Hay Elva que ansiedad me da leer estos adelantos vas genial besos y cariños como siempre te envío mi energía para que escribas estas maravillas de historias ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Si yo sé que crea ansiedad no publico adelantos! Muchas gracias por esas energías y tus palabras. Voy a ponerme a teclear enseguida!!!
      Muaaaaaaaaaaaaackis

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Hola, Josefa, ya falta menos para su publicaciòn.
      Muaaaaackis

      Eliminar
  3. Aqui tienes una fan desde mexico esperando la tercera parteeeeee!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bárbara
      Un placer saludarte, ando terminándola, cada vez falta menos.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Cuando sale el tercer libro??me encantaron los otros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, disculpa no haberte contestado. No había visto tu comentario. La tercera novela: ¿De verdad somos tres? Ya está publicada en Amazon.
      Muaackis

      Eliminar
  5. Elva no te imaginas como estoy esperando el tercero! Gracias por tan maravillosos libros :)

    ResponderEliminar
  6. Hola Johana, me alegro saber que te hayan gustado. El tercer libro està publicado desde diciembre, lo encontrarás en Amazon.
    Un muaaackis

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta leer tus comentarios y así poder mejorar...

Entradas populares de este blog

¿No me crees? Primer Capítulo

Como comentaba ayer, ¿No me crees? saldrá publicada en breve en todas las plataformas de Amazon, tanto en versión digital como en papel. Hoy te traigo un pequeño adelanto, el primer capítulo; ya en él las seguidoras de la historia en Wattpad encontrarán grandes diferencias. 
¡Ah! Si quieres leer la historia al ritmo de la música, que en ella aparece te invito a escuchar laplaylist en Spotify.  Ahora dale al play y emprende el inicio del viaje de Colibrí...
Capítulo 1: ¿No me crees?
Agosto 2016
<<Solo una hora, solo te queda una hora de vuelo. Uff…Ya no puedo más, de verdad, ¿por qué estaré tan alejada de todo el mundo? ¿Quién me mandaría a mí irme a vivir a San Francisco? ¿A qué hora llego a Edimburgo? A ver, si salí de San Francisco a las siete y cuarto de la tarde, qué hora es en Londres ahora?>>, se preguntó mirando el reloj, intentando hacer el cambio horario, percatándose de la cara de curiosidad de su compañera al ver la diferente esfera de su reloj; regalo de su mejor a…

Saga Amigas y Treintañeras: Cuarto Libro.

Capítulo 1: El post-it.

Verano 2015¿Por qué cojones no contestas al teléfono, Patty? No tenía que haberle hecho caso, tenía que haber ido con ella al especialista, reflexionaba Aday volviendo a marcar el número de su novia sin obtener ningún resultado. Esto no es normal, hace más de una hora que debe haber salido de consulta, ¿qué coño ha pasado para no contestar a mis llamadas? Las paredes de la casa se le venían encima a Aday, comenzaba a desesperarse por la falta de noticias de Patty.  No quería ponerse tremendista, hacía más de una hora que intentaba hablar con ella, saber cuál había sido el diagnóstico; pero Patty no contestaba a sus llamadas y mensajes. ¿Y si se mareó yendo en el coche y le ha pasado algo?, se preguntaba recordando que aquella misma mañana se le había encontrado vomitando junto a la taza del váter. ―¡Mierda, Aday, tenías que haber ido con ella! ¿Por qué demonios será tan cabezota? ―reflexionó en alto volviéndola a llamar sin resultado. ―¿Sabrá algo  Silvia?

¿De Verdad Somos Tres?: Tercer libro trilogía "Tres No Son Multitud"

(...)

―No sé si voy a acostumbrarme a dormir solo. ―dijo Alejandro antes de volver a besar a Amanda. ―.Por extrañar, voy a echar de menos hasta tu cama. ―¿Solo a mi cama? ―rio Amanda notando los labios de Alejandro bajando por su cuello. ―Señorita González he dicho “hasta tu cama”, no tergiverses mis palabras que nos conocemos. ―comentó clavando su mirada en la de ella. ―. Mandy no sé cómo lo vamos a hacer pero esta distancia no puede durar mucho, yo ya los estoy echando de menos a los dos y aún no me he ido. ―Ale, no me digas estas cosas que ya bastante jodida estoy como para que me digas esto. ―dijo sin poder evitar las lágrimas. ―Eh, Mandy, no llores. Ya verás que encontramos una solución. ―¿Cuál? ―No lo sé pero algo se nos ocurrirá. ―¿El qué? ―preguntó antes de sentir los labios de Alejandro sobre los de ella. ― No necesito saberlo ahora.―dijo entre beso y beso. ―Podemos ponernos a pensar y dejar esto para otro momento. ―bromeó Alejandro. ―Ni se te ocurra―respondió Amanda sentándose sobre …