Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2015

De Perros y sus dueños: Akima.

Los tacones de Jelly repiqueteaban esperando el ascensor. Nada, parecía estar eternamente ocupado o, peor aún, estar roto. Volvió a mirar la hora en el móvil, no había duda tenía el tiempo justo de subir corriendo las escaleras, cambiarse de zapatos y bajar con Akima para ir a buscar a Fernando.
      Uff, siempre corriendo Jelly, parece ser tu sino desde que aterrizaste en Madrid, pensaba mientras corría por las escaleras. Puaff, pues si ahora se hace cuesta arriba, luego subiré con Fer y Akima. ¿Quién necesita gimnasio? Yo no, desde luego.
―Hola, guapa, igual estabas esperando el ascensor y nosotras lo teníamos aquí ocupado mientras le dábamos a la lengua. ―con una hipócrita sonrisa comentó la vecina del tercero. ―Nada, me habéis ahorrado el tiempo del gimnasio. ―sonriente contestó Jelly haciendo un esfuerzo para no fulminarlas con la mirada.
    Dos pisos más y estaba en la que era su casa por el momento, el piso de Gonzalo comenzaba a hacérseles pequeño. El despacho había sido r…