Ir al contenido principal

¿Quién soy yo?


¿Y quién es Elva Marmed?


 
 Esa soy yo, bloguera, escritora y sobre todo mamá a "full time", como todas las mamás. Siempre me ha gustado escribir. No recuerdo ni un solo momento de mi vida en el que no estuviera leyendo o escribiendo, inventando historias que hasta hace poco tiempo no me atreví a mostrar al mundo.

   Hace ya un par de años, y más de un par, ¡el tiempo pasa muy rápido!, me lancé al mundo de la blogosfera. En un principio comencé con mi blog maternal, Cuando olía a vainilla, bueno, más que maternal diría el blog en el que narro mis aventuras y desventuras con mi comando piojo. Aventuras tocadas con unas gotitas de humor, porque la vida hay que tomársela así, si no malo sería. 

   Unos meses después y con el gusanillo del tecleo metido en la sangre me atreví a abrir otro blog, El diario de una pija, y así nació la que sería mi primera novela publicada bajo el nombre de El Diario de Lucía, por aquello de los dobles sentidos de la palabra "pija" fuera de España. 
      Tras El Diario de Lucía llegó la historia que me ha dado a conocer, la historia de un pequeño pirata que pedía deseos a las estrellas. Sí, sin duda alguna, es esa que estás pensando: Tres no son multitud. Con ella se produjo un fenómeno curioso, al menos para mí, las lectoras me pedían saber el "antes" y el "después" y tras recibir no uno, ni dos, ni tres...sino más correos pidiéndome lo mismo pensé: "Elva, los deseos de los lectores son órdenes para ti. ¿Por qué no complacerlos?" Y bueno, Tres no son multitud se ha convertido en una trilogía de la que han sido publicados los dos primeros libros: Nunca fuimos dos y, la que da nombre a la trilogía, Tres no son multitud. A finales de año, espero si mis dedos responden, llegará la tercera y definitiva, ¿De verdad somos tres?

     En medio de las dos novelas he escrito varios relatos que han sido recogidos en Un chico afortunado y seis historias más, una colección de historias de amor, desamor, erotismo...
histr
    Tenías que ser tú ha significado para mí todo un reto, al haber osado meter a un par de lectoras como personajes de la historia. Mi última novela publicada es Lola, mamá en apuros. Esta novela será la segunda de la Saga: Amigas y Treintañeras, a la cual perternece El diario de Lucía, y en ella dejamos en un segundo plano el plano romántico, aunque sigue estando presente.

     Además de crear historias y escribir en Cuando olía a vainilla mis locas aventuras con mi comando favorito escribo para PHB en El rincón de las pequeñas sonrisas, así que ya ven siempre ando con los dedos sobre las teclas...

Un saludo 

Elva Marmed


           

Comentarios

  1. es que esto de los blog engancha!! me pasare por todo ellos!! un gran trabajo!

    ResponderEliminar
  2. Hola, conocí tu blog mediante el facebook hace un par de meses y me pareció precioso, así que por fin he podido entrar a formar parte de tus seguidores. Espero que nos podamos leer a menudo.
    Yo también tengo un blog de literatura del cual te pongo la dirección por si quieres echarle un vistazo y compartir impresiones: http://entre-lineas-blog.blogspot.com.es/

    Un saludo,
    Lu

    ResponderEliminar
  3. Hola amiga, quería informarte que he nominado a tu blog para el premio Dardos, pásate por mi blog para ver los pasos ok? Besotes y felicidades por tu trabajo.
    http://belindagv.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta leer tus comentarios y así poder mejorar...

Entradas populares de este blog

¿No me crees? Primer Capítulo

Como comentaba ayer, ¿No me crees? saldrá publicada en breve en todas las plataformas de Amazon, tanto en versión digital como en papel. Hoy te traigo un pequeño adelanto, el primer capítulo; ya en él las seguidoras de la historia en Wattpad encontrarán grandes diferencias. 
¡Ah! Si quieres leer la historia al ritmo de la música, que en ella aparece te invito a escuchar laplaylist en Spotify.  Ahora dale al play y emprende el inicio del viaje de Colibrí...
Capítulo 1: ¿No me crees?
Agosto 2016
<<Solo una hora, solo te queda una hora de vuelo. Uff…Ya no puedo más, de verdad, ¿por qué estaré tan alejada de todo el mundo? ¿Quién me mandaría a mí irme a vivir a San Francisco? ¿A qué hora llego a Edimburgo? A ver, si salí de San Francisco a las siete y cuarto de la tarde, qué hora es en Londres ahora?>>, se preguntó mirando el reloj, intentando hacer el cambio horario, percatándose de la cara de curiosidad de su compañera al ver la diferente esfera de su reloj; regalo de su mejor a…

Saga Amigas y Treintañeras: Cuarto Libro.

Capítulo 1: El post-it.

Verano 2015¿Por qué cojones no contestas al teléfono, Patty? No tenía que haberle hecho caso, tenía que haber ido con ella al especialista, reflexionaba Aday volviendo a marcar el número de su novia sin obtener ningún resultado. Esto no es normal, hace más de una hora que debe haber salido de consulta, ¿qué coño ha pasado para no contestar a mis llamadas? Las paredes de la casa se le venían encima a Aday, comenzaba a desesperarse por la falta de noticias de Patty.  No quería ponerse tremendista, hacía más de una hora que intentaba hablar con ella, saber cuál había sido el diagnóstico; pero Patty no contestaba a sus llamadas y mensajes. ¿Y si se mareó yendo en el coche y le ha pasado algo?, se preguntaba recordando que aquella misma mañana se le había encontrado vomitando junto a la taza del váter. ―¡Mierda, Aday, tenías que haber ido con ella! ¿Por qué demonios será tan cabezota? ―reflexionó en alto volviéndola a llamar sin resultado. ―¿Sabrá algo  Silvia?

¿De Verdad Somos Tres?: Tercer libro trilogía "Tres No Son Multitud"

(...)

―No sé si voy a acostumbrarme a dormir solo. ―dijo Alejandro antes de volver a besar a Amanda. ―.Por extrañar, voy a echar de menos hasta tu cama. ―¿Solo a mi cama? ―rio Amanda notando los labios de Alejandro bajando por su cuello. ―Señorita González he dicho “hasta tu cama”, no tergiverses mis palabras que nos conocemos. ―comentó clavando su mirada en la de ella. ―. Mandy no sé cómo lo vamos a hacer pero esta distancia no puede durar mucho, yo ya los estoy echando de menos a los dos y aún no me he ido. ―Ale, no me digas estas cosas que ya bastante jodida estoy como para que me digas esto. ―dijo sin poder evitar las lágrimas. ―Eh, Mandy, no llores. Ya verás que encontramos una solución. ―¿Cuál? ―No lo sé pero algo se nos ocurrirá. ―¿El qué? ―preguntó antes de sentir los labios de Alejandro sobre los de ella. ― No necesito saberlo ahora.―dijo entre beso y beso. ―Podemos ponernos a pensar y dejar esto para otro momento. ―bromeó Alejandro. ―Ni se te ocurra―respondió Amanda sentándose sobre …